6.2.1      Provisión, instalación, pruebas y puesta en marcha del nuevo sistema de desalado de crudo de la planta Parsons-refinería La Libertad

Informe PGE: 20 de abril  de 2012

Proceso: LICO-PIN-018-2009

Contratante: Petroindustrial

Adjudicatario: Consorcio Tecna-Ecuamedanito

La Dirección Nacional de Contratación Especial hizo el control legal de un proceso de licitación iniciado en 2009 por Petroindustrial (hoy Gerencia de Refinación de EP Petroecuador), para la “Provisión, instalación, pruebas y puesta en marcha del nuevo sistema de desalado de crudo de la planta Parsons-refinería La Libertad”, con un presupuesto referencial de USD 2’853.849,23 (más IVA).

En el análisis del caso se consideraron: la documentación precontractual, aclaraciones y argumentos aportados por la entidad contratante, el Incop y el oferente denunciante.

El control se originó en la petición realizada por Petroindustrial (hoy EP Petroecuador- Gerencia de Refinación) a la Procuraduría General del Estado, de revisión de los fundamentos y pronunciamiento expedido por la contratante, respecto de lo denunciado por el Ing. Jorge Elizagaray Cabral, representante legal de la compañía Industria Acero de Los Andes S.A., en relación a la calificación otorgada al porcentaje de participación nacional y desagregación tecnológica. En lo que corresponde a la parte jurídica, la PGE observó que la entidad contratante, en uso de sus facultades, estableció en los pliegos una metodología de calificación de cumplimiento con porcentajes (que fue explicado a los interesados cuando correspondía) y no se utilizaron parámetros rígidos (como “cumple o no cumple”); por lo tanto, la PGE concluyó que la calificación otorgada por la entidad contratante a los oferentes estuvo debidamente sustentada en las condiciones establecidas para la contratación, sin que se haya incurrido en incumplimiento normativo.

De otra parte, y una vez verificado el proceso, se observó que los pliegos tuvieron algunas falencias en cuanto a precisión y claridad en sus exigencias, lo cual se evidencia por las 141 preguntas formuladas por los posibles oferentes. Por esta razón. La Procuraduría General del Estado recomendó a la entidad contratante, que en la elaboración de pliegos se procure que las exigencias se ajusten a la realidad tecnológica nacional y que los términos empleados sean lo suficientemente claros y precisos a fin de precaver que se produzcan interpretaciones erróneas y se eviten ambigüedades. Asimismo, se recomendó que se prescinda de criterios excluyentes y restrictivos que puedan afectar a los principios de participación, concurrencia e igualdad.

Los aspectos técnicos y económicos referentes al agregado nacional, por no ser del ámbito de la competencia de la PGE, no fueron materia del pronunciamiento, habiéndose remitido copia del informe a la Contraloría General del Estado, de conformidad con el Art. 80 de la Ley Orgánica de ese organismo de control.