2.3.1.7       Otecel S.A contra Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones

El 24 de febrero de 2016 Otecel S.A. inició en contra de Arcotel un juicio arbitral en donde alega que la tarjeta SIM, que es el dispositivo que se incorpora al teléfono celular y que permite la identificación del usuario para su acceso al servicio prestado por la operadora, no constituye el Servicio Móvil Avanzado (SMA) y por tanto los ingresos provenientes de la comercialización de la tarjeta no forma parte de la base de cálculo  para el pago de los derechos de concesión variables y de la contribución para Fodetel, establecidos en el Contrato de Concesión,  por lo que pretende que se excluya de la liquidación efectuada por Arcotel, respecto de los ejercicios 2009 a 2014, los valores que corresponden a la comercialización de la tarjeta SIM. Por su parte la Procuraduría General del Estado alegó que, la tarjeta SIM es el servicio móvil avanzado pues solamente con ella se puede alcanzar la capacidad completa para la comunicación entre usuarios, que es el objetivo del  Servicio Móvil Avanzado; además, la tarjeta SIM no es parte del teléfono celular y no es similar al mismo, por tanto, no se encuentra entre las previsiones consignadas en el contrato de concesión para que los valores provenientes de su comercialización  sean excluidos de la base de cálculo de los valores que debe cancelar la operadora, de manera que  deben ser considerados para tal efecto.   Se han practicado las correspondientes pericias técnicas, se llevó a cabo la audiencia de estrados el 05 de diciembre de 2017. El laudo fue dictado y notificado el 20 de diciembre de 2017. Al respecto, la Procuraduría General del Estado presentó un recurso de ampliación al laudo que aún no ha sido resuelto y se encuentra preparando una acción de nulidad sobre el mismo.