2.2.9      Hermanos Ortega Trujillo

El Banco Central del Ecuador (en adelante “BCE”), el Interamerican Asset Management Fund (en adelante “IAMF”), el Banco Continental (en adelante “BCO”), el Banco Continental Overseas NV (en adelante “BCO Curaçao”), presentaron una demanda en contra de Conticorp S.A., Leonidas Ortega Trujillo,  Luis Alberto Ortega Trujillo y Jaime Ortega Trujillo (en adelante “JOT”),  ante las cortes de Nassau, Bahamas, por la transferencia ilegal de una cartera de préstamos e interés, en perjuicio de IAMF.

En primera instancia, los demandantes buscaron la declaratoria de nulidad de las transferencias realizadas, desde 1994 a 1996, puesto que los GDR y las acciones transferidas carecían de valor o tenían un valor considerablemente inferior al sostenido por los demandados. Los demandados reconvinieron, acusando al BCE de haber actuado deshonestamente en sus obligaciones. El juez de primera instancia rechazó la demanda y la reconvención mediante sentencia de 3 de junio de 2010.

Los demandantes apelaron la sentencia dictada en primera instancia. La Corte de Apelaciones desestimó la apelación formulada y confirmó el fallo de primera instancia. La Corte además concedió a los demandados el derecho de perseguir el pago de las costas judiciales incurridas en su defensa en la apelación.

Los demandantes apelaron ante el Consejo Privado del Comité Judicial de la Reina II de Inglaterra (en adelante “Consejo Privado”), que es el más alto tribunal de apelación para el  territorio británico de ultramar, las dependencias de la Corona y la mayoría de los países independientes del Commonwealth.

El Comité Judicial del Consejo Privado de su Majestad resolvió que:

  1. a) Los demandados son subsidiariamente responsables por haber asistido y asesorado al Sr. Taylor para que se involucre en tres transacciones en violación a sus obligaciones fiduciarias con IAMF.

Según la decisión del Comité Judicial del Consejo Privado de su Majestad, el Sr. Taylor, representante de IAMF, violó sus obligaciones al momento en el cual participó en cada una de las tres transacciones, no actúo de manera independiente ni precautelando los intereses de IAMF

Adicionalmente, el Consejo Privado encontró que los demandantes brindaron una asistencia deshonesta y fraudulenta.

El 15 de julio de 2015 el Consejo Privado de la Reina emitió la sentencia final sobre intereses y costas. En esta decisión, se condenó al pago de intereses compuestos, como indemnización por los daños ocasionados y también se obligó a los demandados a pagar la tasa de interés denominada US Prime. Los intereses se otorgaron por un total de USD 381´886.435 al 31 de marzo de 2015 y seguirán aplicándose a partir de esa fecha.

A la fecha, se están coordinando las acciones de reconocimiento y ejecución de la sentencia.